martes, 1 de julio de 2008

Nuevo Tratamiento para el Acné

El acné es una enfermedad que por su alta incidencia, es bien conocida en la actualidad; generalmente suele observarse desde la pubertad, incrementándose su prevalencia en la adolescencia y persistiendo como un problema en algunos adultos, ya que no sólo reviste implicaciones médicas, sino también estéticas, convirtiéndose en muchos casos en una causa de baja autoestima, aislamiento, estrés y depresión, factores que a su vez van creando un círculo vicioso favoreciendo la persistencia de las lesiones en la piel.

“El acné puede ser definido como el proceso dermatológico producto de una reacción obstructiva de los conductos excretores de las glándulas sebáceas; éste se ve afectado por diversos factores como la edad, el sexo, factores endocrinos entre los que se incluyen el síndrome de ovario poliquísitico y patologías de la glándula suprarenal, donde además puede estar asociado a obesidad e hirsutismo (presencia de vello grueso y oscuro en áreas no habituales en la mujer), además pueden intervenir factores genéticos, variaciones en la dieta, entre otros”, explica la Dra Morella Mogollón, medico estetico.

Clínicamente el acné se puede manifestar en forma de comedones (puntos blancos y puntos negros), pápulas (lesiones elevadas), pústulas (cuando contienen pus), nódulos y quistes (lesiones de mayor tamaño y profundidad) y cicatrices residuales; estas lesiones permiten clasificar al acné en grados, dependiendo de su severidad.

Diversos son los tratamientos que se han empleado a lo largo de los años para tratar de erradicar este terrible problema, entre los que se incluyen antibióticos específicos, anticonceptivos orales (con dosis bajas de estrógenos y antiandrógenos), retinoides sistémicos además de tratamientos tópicos como antimicrobianos, lociones y cremas azufradas, peróxido de benzoilo y retinoides tópicos. También es de gran utilidad la aplicación de peelings a base de diferentes ácidos como: salicílico, glicólico y mandélico.

Actualmente lo mas novedoso para tratar el acne es el tratamiento con IPL (Luz Intensa Pulsada) de nueva generación o “Láser Frío”, un procedimiento rápido, seguro y efectivo, que actúa a diferentes niveles:
  • Induce la destrucción de la bacteria Propionibacterium acnes, causante del acné.
  • Posee un efecto controlador sobre la producción de grasa a nivel de la piel
  • Favorece la producción de colágeno, disminuyendo las cicatrices y mejorando el aspecto de la piel.
  • Brinda un efecto anti-inflamatorio local.
  • Permite el tratamiento de las manchas asociadas al acné y de manchas residuales, secuelas de brotes previos.
  • Es la alternativa terapéutica de elección para el tratamiento del hirsutismo muchas veces relacionado con el acné.
El número de sesiones requeridas así como la frecuencia de las mismas varía dependiendo de la severidad del acné y del criterio del médico tratante, pudiendo en promedio ser necesarias entre 6 y 10 sesiones que se realizarán de modo semanal, dos veces por semana o incluso de forma interdiaria, según el caso.
“Es importante recordar que el manejo del acné debe ser multidisciplinario con la finalidad de erradicar las patologías de base que pudiesen en algunos casos estar condicionando su presencia, con la finalidad de evitar recidivas (reaparición) futuras del acné y de las alteraciones estéticas asociadas”, aclara la especialista.El tratamiento del acné con IPL-Láser de nueva generación representa una alternativa médica eficaz en el erradicación definitiva del acné, obteniéndose resultados claramente visibles desde las primeras sesiones de tratamiento, por lo que realmente constituye una herramienta muy eficaz en el tratamiento, no sólo del acné, sino de también de las otras patologías que pudieran estar asociadas a éste, como las manchas, cicatrices e hirsutismo, cumpliendo así también una función importante en recobrar la autoestima de las personas que lo padecen.

1 comentario:

Jesús dijo...

Excelente post...
Gracias por la información.
Saludos.